Tesla model 3

Compacto, elegante y aerodinámico, el Tesla Model 3 se considera el automóvil eléctrico más seguro de su segmento. Su frontal agresivo y su zaga, que integra un alerón de fibra de carbono destinado a mejorar su estabilidad, delatan su potencia, que satisface a los conductores que lo quieren todo al ponerse al volante. El modelo 3 de Tesla acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y se presenta con tracción total. Sus dos motores pueden funcionar de manera independiente, y controlan digitalmente el par de torsión en las ruedas, que vienen de 18″ o 20″.

El habitáculo del Tesla Model 3 está enfocado en el puesto del conductor, quien puede utilizar su teléfono inteligente para acceder a todos los controles. Su interior refinado incluye asientos calefactados, una pantalla táctil central de 15 pulgadas, y techo de cristal, que crea una sensación de apertura en las cinco plazas del vehículo. El modelo 3 de Tesla dota al sector automotriz de un vehículo con un piloto automático destinado a los coches del futuro. En efecto, el Tesla Model 3 dispone de cámaras con visión de 360°, radar delantero sensible hasta 250 metros y 12 sensores, que detectan los coches cercanos en la carretera y ayudan a aparcar.

Entre las prestaciones del Tesla Model 3 sobresale su gran autonomía, que le permite recorrer casi 500 kilómetros con una sola carga. En autopista puede alcanzar los 200 km/h con solo pisar un poco el acelerador, y su velocidad máxima es de 228 km/h. A todas las virtudes descritas se añaden un sistema de audio de nivel superior, conectividad Bluetooth® y radio FM.

En resumen, el Tesla Model 3 es un coche de lujo asequible, potente, económico y sostenible. ¿Se puede pedir más?